IMG-20210126-WA0000

Un dels nostres residents, Javier Cosano, va escriure una carta explicant allò que va sentir en un dia tan especial com és l’arribada dels reis mags tot i la situació en la qual ens trobem.

Us la deixem per aquí!

Ya llegan Melchora, Gaspara y Baltasara

5 de enero del 2021. Por la mañana, después de desayunar, nos dijeron a todos los residentes que teníamos que estar en el comedor a las doce y media del mediodía, porque íbamos a tener una sorpresa.

Una vez estuvimos todos en el comedor, salieron de la cocina, disfrazadas de Reinas Magas, el equipo de dirección, llevando unas bandejas con el aperitivo. Todos aplaudimos y reímos ruidosamente. Comenzaba en Benedetti una singular cabalgata de las Reinas Magas, hasta con discurso y pcr negativa.

Colocaron los regalos debajo del árbol que habían traído para los residentes y que se repartirían al día siguiente.

Sirvieron el aperitivo, bandejas de jamoncito, canapés, olivitas, banderillas, patatas chips, y de bebida, vinito, fanta, coca-cola, cervecita, o sea, hubo de todo. La verdad, fue sin duda, una grata sorpresa.

Y me pregunto, ¿si ya nos trajeron los reyes nuestros regalos?, ¿hacía falta poner los zapatos en la ventana con la copita y el turrón?

Lo que sí que es cierto, es que da igual la situación en la que estemos con la pandemia o la edad que tengamos, no hay nada que pueda arrebatar la magia de la noche de reyes, ni los nervios provocados por esa ilusión de su llegada. ¡Qué maravilla!

Al día siguiente, por la mañana, todos bajamos a desayunar, al terminar, el referente de los cuidadores comenzó a repartir los regalos. ¡Qué momento tan especial y emocionante, abrir los regalos que nos trajeron las Reinas Magas de oriente! Un momento, ¿Oriente es el despacho de Dirección? ¿no está en Asia?, igual ese día que lo explicaron en clase, yo hice campana y no lo aprendí.

Bueno, no importa. Lo importante es que la magia de los Reyes Magos llegara a Benedetti con su ilusión que, pese a todo, nos dejó una sonrisa y la necesaria esperanza.

Llegó ese momento tan ansiado de que te den tú regalo, el mismo que viste que las Reinas Magas dejaron para ti. Se acerca la cuidadora con él y el móvil, te lo da y, mientras lo abres, te hace la foto para inmortalizar el momento, siendo uno de los más felices de este confinamiento tan largo.

En ese instante las Reinas Magas existen de verdad, son reales al cien por cien. Pues bien, con esa ilusión y esperanza es con la que hay que afrontar la vida, sólo de esta manera se pueden lograr grandes cosas.

Mientras tanto, en una ciudad del levante español, se realizaba una cabalgata de reyes magos, que provocó una concentración de personas que no respetaban las distancias mínimas, sus consecuencias se verían a los quince días, en el aumento de contagios y en los ingresos. Hechos que tan solo sirven para alimentar las tertulias de los medios de comunicación, sin aportar soluciones.

El secreto está en saber cómo celebrar la cabalgata de las Reinas Magas con los medios que te permiten las circunstancias del momento y saber ponerle esa alegría e ilusión, porqué está en nuestra decisión el poder disfrutar de un momento o dejarlo pasar sin pena ni gloria.

Javier Cosano

IMG_20210105_124950 IMG-20210126-WA0001 IMG_20210105_124820